Pago
en línea

Conoce un poco más sobre las manchas de tu piel

Las discromías o “manchas”, bien sea hipercromías o hipocromías se derivan en la mayoría de los casos de alteraciones en el melanocito, células especializadas en la producción de melanina el principal pigmento que le da la coloración correspondiente a la piel, el pelo y los ojos, además que se encarga de dar protección a las células frente a la radiación UV. La densidad y concentración de los melanocitos, es variable según la región del cuerpo (por ejemplo el área genital o axilas), y según la raza, de modo que el color de la piel depende principalmente de esta célula, su concentración en la región anatómica y su actividad según las condiciones genéticas de cada individuo. 

En nuestro país los principales trastornos pigmentarios adquiridos, es decir que se desarrollan a lo largo de la vida, son las hiperpigmentaciones debidas a patologías benignas pero con implicaciones cosméticas importantes para los pacientes y que representan un reto en el manejo para los profesionales. Es por esto que es de vital importancia conocer las principales patologías de este tipo, qué las causa y como se pueden prevenir antes de que aparezcan o empeoren. 

Lo más importante a la hora de hablar de este tema tan amplio, es consultar con una persona debidamente capacitada, quien se enfocará en identificar mediante un examen físico completo, cual puede ser la causa o el origen debido a que las manchas en general pueden tener como se mencionó anteriormente, múltiples etiologías y todas, contar con tratamientos diferentes. Una de las cosas a descartar, será si se trata de un trastorno pigmentario aislado con implicaciones netamente cosméticas o si por el contrario esa “mancha” es sinónimo de una patología subyacente. En todos los casos, se realizará una adecuada historia clínica que indague si puede relacionarse con consumo de algunos medicamentos, antecedente personal o familiar de diabetes, embarazo, exposición directa al sol, exposición a metales pesados, uso de sustancias irritantes, cítricos o perfumes, entre otros. Cada detalle de un adecuado interrogatorio puede dar luces acerca de la etiología a tratar. 

Dentro de las principales patologías, o las más comúnmente diagnosticadas se encuentra el melasma, que es una condición benigna que se presenta principalmente en mujeres premenopáusicas y de tez oscura, que se caracteriza por la presencia de manchas sin relieve (o máculas como lo describe la semiología médica) color café pardo, irregulares como en “islas” de aparición principalmente en zonas expuestas a la luz como la cara y que se deben al incremento en la producción de melanina gracias a factores genéticos, hormonales y a la radiación ultravioleta. El tratamiento, debido a que se trata de una condición permanente, se enfoca en obtener una mejoría significativa que perdure en el tiempo. Lo principal como en las demás condiciones es identificar los posibles agentes causantes y suprimir el estímulo. Al tratarse de una condición multifactorial, en la mayoría de los casos se requiere de múltiples intervenciones dentro de las que se encuentran principalmente garantizar una exposición segura al sol y a cualquier otro agente emisor de radiación, en caso en el que el embarazo sea la causa, cuando la gestación termina este tiende a mejorar, en otros casos se requiere supresión de estrógenos y algunas otras terapias como los agentes tópicos despigmentantes y los tratamientos orales deberán ser evaluados por el dermatólogo o especialista encargado. 

Las efélides o pecas son maculas de color café claro, bien delimitadas de aproximadamente 1-2 mm de diámetro, que aparecen en zonas foto expuestas como la cara, el pecho, la espalda y los brazos y están altamente relacionadas con fototipos claros (color de piel blanco) y la genética. Por lo general, surgen en la infancia y/o adolescencia y se deben a un aumento en la producción de pigmento o melanina. Son lesiones benignas y asintomáticas pero que pueden tener implicaciones cosméticas, por lo que aunque no requieren de tratamiento, existen algunas opciones terapéuticas que pueden mejorar la apariencia como algunos tipos de laser y/o agentes tópicos. Lo más importante es siempre evitar que aparezcan o recurran usando una adecuada fotoprotección con medidas como protector solar. 

Los léntigos son otro tipo de lesiones que se caracterizan por ser maculas o placas (tener un poco de relieve), de coloración y tamaño variable y que son el resultado de la proliferación local de los melanocitos. Este tipo de lesiones que son más como “lunares” deben revisarse minuciosamente debido a que si hay cambios de tamaño, se presenta dolor, rascan, sangran, se han presentado cambios en el color o simplemente su aspecto clínico llama la atención pueden ser lesiones malignas y su tratamiento seria completamente distinto al netamente estético. Por lo demás si son lesiones benignas como todas las demás, la herramienta principal en el plan de manejo es el fotoprotector.

En conclusión, a pesar de reseñar solo algunas de la lista larga de trastornos de este tipo el principal agente de prevención es el fotoprotector, el cual debe usarse cada 8 horas así no se exponga directamente al sol, pues la radiación de pantallas e iluminación también penetra las capas de la piel. Además, se debe formular específicamente para que encaje con los demás componentes de la rutina de cuidado de piel y que sea apto para cada tipo de piel. Recuerda que consultar de manera temprana no solo hará que veas mejores resultados estéticos, sino que es la mejor ruta para detectar rápidamente problemas de salud que van más allá de esa “manchita” que te incomoda. 

Recuerda que: en innovación médica contamos con productos especializados para la piel, entre ellos el BloqUV fotoprotector de amplio espectro con excelente cubrimiento para actividades al aire libre, playa o piscinas. Además, puede usarse en todo el cuerpo y es una opción cuando se tiene piel seca. 

Conoce más contenidos acerca de salud y bienestar siguiendo nuestras redes

PRODUCTOS RELACIONADOS

No items found.

Más noticias

3 principios básicos para el cuidado de la piel del rostro

Seguir leyendo

Conoce un poco más sobre las manchas de tu piel

Seguir leyendo

La actividad física y sus beneficios

Seguir leyendo

Suscríbete a nuestro Newsletter para estar actualizado en nuestras ofertas:

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Calle 84 # 18-38 Of 206. Bogotá, Colombia - +57 318 878 0817

El contenido de este sitio está protegido por copyright © 20 21

¿Quieres un descuento en tu próxima compra?  Regístrate aquí