Pago
en línea

El sueño: un aliado del bienestar

El sueño es una función biológica fundamental que se ha asociado con un buen estado de salud. Múltiples investigaciones demuestran que existe una estrecha interrelación entre los procesos de sueño y el estado psicológico de una persona. No solo es la cantidad suficiente de horas, la calidad también es importante; por eso debe hacerse en el momento adecuado, procurando que el descanso sea realmente reparador y que permita restaurar el organismo para afrontar la posterior etapa de vigilia.

Los efectos del sueño no se limitan solo a las necesidades del organismo de restaurarse, sino que afectan el desarrollo y funcionamiento normal de las capacidades intelectuales de las personas. Varios estudios han documentado la importancia del sueño como protector de múltiples funciones neuroconductuales como la memoria y las emociones; además de que permite mantener una buena respuesta inmunológica. La deficiencia en aspectos relacionados con el sueño, incluida la eficiencia(es decir, iniciar y mantener el sueño) y la calidad (es decir, sentirse descansado y restaurado al despertar) se ha visto deterioran la calidad de vida de las personas, pues le otorgan mayor riesgo de padecer enfermedades crónicas como el sobrepeso y la obesidad, diabetes, Alzheimer, cáncer, entre otros. Además, aumenta las tasas de mortalidad por diversas causas, entre ellas accidentes fatales.

Durante el sueño se experimentan cinco fases.  En la fase inicial o fase 1-2 es donde inicia el ciclo de sueño, los músculos empiezan a relajarse, la frecuencia respiratoria y cardiaca a descender y la actividad cerebral se enlentece. Posteriormente están la fase 3-4 donde todos los parámetros anteriores se mantienen, la frecuencia respiratoria y cardiáca son muy lentas y el cerebro se mantiene en reposo, preparándose para la quinta etapa del sueño o REM por sus siglas en ingles, que significa movimientos oculares rápidos. En este momento los ojos se mueven rápidamente, el cerebro se activa, incluso más que cuando estamos despiertos y el corazón late rápido e irregularmente.

Estas cinco fases se repiten alrededor de 3 a 7 veces durante una noche para que al día siguiente el cuerpo y la mente estén listos para enfrentarse con sus labores. Durante estos distintos momentos el cuerpo aprovecha para reparar lo que haga falta, consolidar el conocimiento, eliminar aquellos datos que no sirven, los músculos descansan, la temperatura corporal desciende lo que le permite al corazón “descansar”, y se liberan hormonas que regulan múltiples procesos diarios como el apetito y el sistema inmune.

Es por eso que dormir bien, en los momentos indicados (la noche) y durante el tiempo suficiente, es fundamental para que todos los sistemas funcionen de manera coordinada y gozar de buena salud. La calidad de sueño se refiere al hecho de dormir bien durante la noche y tener un buen funcionamiento durante el día; por esta razón a través del tiempo se ha empezado cada vez más a estudiar este momento crucial de la vida de todos los seres humanos y a buscar como hacerlo cada vez mejor. Hoy en día se habla de higiene del sueño que no es más que todas aquellas medidas encaminadas a conseguir un sueño de calidad que permita el adecuado descanso.

Algunas de las principales pautas de higiene del sueño son: No tomar sustancias excitantes como café, té, alcohol, tabaco, dos horas antes de ir a la cama. Tomar una cena ligera y esperar una o dos horas para acostarse. No irse a la cama con sensación de hambre. Realizar ejercicio físico pero evitar hacerlo a ultima hora del día, ya que activa el organismo. Evitar siestas prolongadas durante el día  y nunca hacerlas por la tarde-noche. Mantener horarios de sueño regulares, acostándose y levantándose siempre a la misma hora. Si no se consigue conciliar el sueño en aproximadamente 15 minutos, salir de la cama y relajarse en otro lugar para volver a la cama cuando aparezca el sueño. Evitar la exposición a luz brillante (como la de pantallas de dispositivos) a última hora de la tarde y por la noche si existen problemas para conciliar el sueño.  Y por último, es imprescindible mantener un ambiente adecuado que favorezca y ayude a mantener el sueño, procurando tener una temperatura adecuada, evitar ruidos y tener una cama confortable.

Recuerda que:  En Innovación Médica no solo vendemos productos de calidad, sino que además queremos brindarte información importante para cuidar de tu salud y bienestar.

Conoce más contenidos acerca de salud y bienestar siguiendo nuestras redes

PRODUCTOS RELACIONADOS

No items found.

Más noticias

La importancia de la nutrición en los procesos de cicatrización

Seguir leyendo

La hidratación: Un pilar para llevar una vida saludable

Seguir leyendo

Conoce todo sobre el balón gástrico

Seguir leyendo

Suscríbete a nuestro Newsletter para estar actualizado en nuestras ofertas:

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Calle 84 # 18-38 Of 206. Bogotá, Colombia - +57 318 878 0817

El contenido de este sitio está protegido por copyright © 20 21

¿Quieres un descuento en tu próxima compra?  Regístrate aquí