Pago
en línea

¿Qué debes saber sobre los implantes mamarios?

La cirugía de aumento mamario o mamoplastia de aumento, es tal vez uno de los procedimientos quirúrgicos que más se realiza alrededor del mundo en el campo de la cirugía plástica. Esta se realiza con fines estéticos y/o reconstructivos en personas que no están conformes con su aspecto o que han experimentado alguna alteración secundaria a patologías como el cáncer. Con el tiempo han surgido algunos interrogantes al respecto, sobre todo en cuanto a las complicaciones que pueden llegar a presentarse. Es por eso que es importante reconocer, cuáles son y qué tan frecuentes pueden llegar a ser. 


Lo primero a tener en cuenta cuando se está pensando en someterse a una mamoplastia son sus indicaciones; es decir, las candidatas ideales para someterse a una cirugía de mamas son mujeres sanas, emocionalmente estables, con expectativas adecuadas y que comprenden los resultados que se pueden obtener tras el procedimiento. Los defectos que comúnmente requieren ser intervenidos son la amastia o ausencia total de la mama, aplasia o ausencia únicamente de la glándula, asimetrías primarias, congénitas, secundarias o traumáticas, e hipomastia o mama pequeña. Para esto, existen varios tipos de implante que serán elegidos por el profesional de la salud según la textura, la forma, el volumen requerido y las preferencias de cada paciente según las expectativas que se tengan, por lo que se requerirá de una evaluación integral que incluya una historia clínica completa, un examen físico acorde a las necesidades y una asesoría por parte del profesional.

 

Lo segundo a considerar, serán las complicaciones postquirúrgicas que se pueden llegar a presentar. Las más comunes se pueden clasificar como locales o sistémicas y su aparición depende de múltiples factores como la predisposición de cada paciente, las condiciones en las que se llevó a cabo la cirugía y en algunos casos el tipo de implante utilizado. Dentro de las complicaciones locales encontramos principalmente los hematomas postquirúrgicos, las contracturas capsulares, los seromas tardíos y la ruptura de la prótesis. Mientras que dentro de las sistémicas, encontramos el linfoma anaplásico de células gigantes y el síndrome autoinmune/inflamatorio inducido por adyuvantes (ASIA por sus siglas en inglés). 


La contractura capsular se define como una cicatriz exagerada que se forma en torno del implante como reacción ante un cuerpo extraño, lo que genera endurecimiento de grado variable y, en los casos avanzados, deformidad de la mama. Por lo general se presenta entre los 4 y 8 meses posteriores a la cirugía, aunque también hay casos en los que se presenta tiempo después.  Su incidencia es muy variable, se dice que ocurre en menor proporción con el uso de prótesis texturizadas y su aparición puede ser explicada por varios factores como la infección del sitio operatorio, condiciones inmunológicas propias de cada individuo, ocurrencia de hematoma o seroma, la posición anatómica de los implantes, la textura del implante, entre otras. 


Por su parte el seroma tardío es  el aumento de líquido en la periferia del implante mamario intracapsular, se presenta después del primer año de realizado el procedimiento, normalmente entre 4 a 12 años después, con un promedio de 6 años. Es una complicación extremadamente rara, las publicaciones en la literatura especializada indican una incidencia inferior al 2 %. La sintomatología principal es el aumento del volumen mamario asociado a inflamación, comúnmente su aparición es súbita y unilateral. La etiología relacionada con este evento aún no es clara, las posibles causas son algún grado de trauma y/o infección no diagnosticada. La conducta a seguir dependerá del médico tratante y las condiciones de cada paciente, casi siempre se recomienda el drenaje para estudio del líquido, con el fin de descartar infección o malignidad. 


Otra de las complicaciones locales importantes es la ruptura. Esta es la causa más frecuente de explantación, su incidencia es desconocida y se ha relacionado con el tipo de implante. A lo largo del tiempo se han desarrollado cinco generaciones de implantes mamarios, los últimos cuentan con un gel de silicona cohesiva, es decir con una consistencia más parecida a un sólido que a un líquido lo que impide el colapso completo del implante, disminuye la probabilidad de fugas y de migración del contenido del mismo, por lo que este tipo de eventos se han reducido considerablemente en la cirugía plástica. Para diagnosticar una ruptura, será necesario evaluar la disponibilidad de ciertas imágenes y según el concepto del profesional de la salud, se procederá a realizar alguna intervención de ser necesaria. 


Dentro de los posibles efectos sistémicos que se pueden llegar a presentar, está el linfoma anaplásico de células gigantes, que es una entidad relativamente nueva y muy poco frecuente, se estima una incidencia de 1 en 30,000 pacientes con implantes (1). Su origen puede deberse a un proceso reactivo local incitado por el implante y una inflamación crónica secundaria. Hay otros factores que pueden estar relacionados con su desarrollo como lo son, la carga genética y los hábitos de cada paciente. Por lo tanto, su aparición es multifactorial como muchas de las demás complicaciones.  Lo más común es que se presente en una ventana de tiempo de 10 años posterior a la colocación, siendo la edad pico los 54 años. Este tipo de linfoma también ha sido descrito con dispositivos ortopédicos, dentales y algunos catéteres de quimioterapia, su comportamiento clínico depende del momento en el que sea diagnosticado y la supervivencia se estima es mayor respecto a otros linfomas. 


En consecuencia, la decisión de realizarse cualquier procedimiento quirúrgico debe hacerse de manera informada. La mamoplastia, sea con fines estéticos o reconstructivos, es una cirugía con altas tasas de éxito y las complicaciones que se presentan en su gran mayoría son escasas, la importancia de conocerlas es saber que todas están influenciadas por múltiples factores que en cierta medida pueden o no controlarse, y que los riesgos siempre podrán minimizarse llevando un proceso responsable. En innovación medica te recomendamos buscar profesionales expertos en el tema que trabajen con altos estándares de calidad y que su prioridad sea la salud del paciente.  No arriesgues tu salud y toma decisiones conscientes. 





Bibliografía: 

1. Recomendaciones diagnóstico manejo del linfoma anaplásico células grandes asociado a implantes mamarios [Internet]. Sociedad Colombiana de Cirugía Plástica Estética y Reconstructiva. [citado 3 de noviembre de 2020]. Disponible en: https://www.cirugiaplastica.org.co/recomendaciones-diagnostico-manejo-del-linfoma-anaplasico-celulas-grandes-asociado-implantes-mamarios/

Conoce más contenidos acerca de salud y bienestar siguiendo nuestras redes

PRODUCTOS RELACIONADOS

No items found.

Más noticias

Generalidades sobre la piel que no mucha gente conoce

Seguir leyendo

Minerales, base fundamental para gozar de buena salud

Seguir leyendo

¿Te has preguntado acerca de la importancia de protegerte correctamente de los rayos solares?

Seguir leyendo

Suscríbete a nuestro Newsletter para estar actualizado en nuestras ofertas:

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Calle 84 # 18-38 Of 206. Bogotá, Colombia - +57 318 878 0817

El concepto de negocio de GRUPO INNOVACIÓN MÉDICA es ofrecer productos servicios de salud con respaldo y calidad. Desde su fundación, GRUPO INNOVACIÓN MÉDICA se ha convertido en uno de los principales referentes a nivel nacional. El contenido de este sitio está protegido por copyright.

¿Quieres un descuento en tu próxima compra?  Regístrate aquí