Pago
en línea

Obesidad y Covid-19

En la actualidad el mundo enfrenta uno de los más grandes retos a nivel de salud publica. El virus del COVID-19, descubierto a finales del año 2019 en Wuhan China, ha puesto en jaque el sistema de salud, a los gobiernos y ha generado grandes interrogantes dentro de la comunidad médica. Este virus se puede presentar con un amplio espectro de síntomas, desde pacientes completamente asintomáticos hasta aquellos que requieren de soporte ventilatorio por cuadros severos de falla respiratoria. Estas diferencias en la presentación y evolución del virus en cada paciente, se explica por varias razones. Una de las mas importantes es la susceptibilidad que se genera a partir de las enfermedades preexistentes; es decir, de los antecedentes personales. Dentro de las comorbilidades más relacionadas con peores desenlaces, se encuentran la obesidad, el hipotiroidismo, la hipertensión, las enfermedades pulmonares, cardiovasculares y la insuficiencia renal crónica. 


El incremento dramático de la obesidad en la población también representa una emergencia global,  incluso en las últimas décadas se ha constituido como una epidemia en los países industrializados con consecuencias devastadoras para cualquier sistema de salud. Esta enfermedad se asocia con problemas cardiometabólicos que juegan un papel considerable en la manifestación de enfermedades pulmonares graves. La susceptibilidad al síndrome de dificultad respiratoria aguda (SDRA) la causa principal de mortalidad por COVID-19 es significativamente mayor en las personas con obesidad, se ha visto que los pacientes con un índice de masa corporal mayor o igual a treinta tienen más carga del virus, haciendo que este dure mucho más en el organismo. En promedio, el cuadro clínico que se presenta por COVID-19 se demora hasta 5 días más en resolverse en individuos con sobrepeso, contando con un curso de enfermedad de hasta 20 días, mientras que en individuos sanos en promedio se requiere aproximadamente entre 14 y 15 días.  


Esto se explica gracias a que se ha demostrado que la vía de entrada para el virus SARS-CoV-2 es la proteína enzimática transmembrana convertidora de angiotensina tipo 2 (ECA2) que se encuentra en diferentes tejidos como el miocardio, el riñón, las vías respiratorias, a nivel vascular y sobre todo hay muchos mas de ellos en el tejido adiposo, haciendo que  pacientes con sobrepeso presenten cuadros severos en general, y esto los lleve a requerir atención hospitalaria temprana o incluso admisión en las unidades de cuidados intensivos. Además, se ha planteado que en estos pacientes las vacunas desarrolladas serán menos efectivas debido a una respuesta inmune debilitada.


Es probable que estas asociaciones anteriores estén relacionadas con las características distintivas de la obesidad, que implican una utilización de energía inadecuada que promueve el desarrollo del síndrome metabólico, tejidos adiposos enfermos asociados con inflamación local permanente, baja disponibilidad de oxigeno para todos los tejidos lo que lleva a disfunción celular, inflamación sistémica crónica, resistencia a la insulina, y sobre todo una respuesta inmune alterada. Dando como resultado un sistema inmune débil y un organismo incapaz de enfrentar de manera eficiente las infecciones, llevando a una evolución tórpida de las enfermedades infectocontagiosas. 


Todo esto ha llevado a que se genere una preocupación y un estado de alarma por ambas condiciones, puesto que además, hay factores que han agravado toda la situación durante los últimos meses. Las cuarentenas y las medidas de aislamiento que se han tenido que implementar, incluyendo la modalidad de teletrabajo, han generado que los índices de obesidad que ya venían en aumento, se incrementen aún más gracias al sedentarismo y los patrones alimenticios que se han modificado, también por las circunstancias económicas, lo cual tiene implicaciones duraderas más allá de la mitigación de la propagación actual, e incluso pueden generar que esta situación se prolongue o hayan más muertes a nivel mundial. 


Por lo tanto, que a pesar de que las recomendaciones de cuidado para la población en general ya se han dado, los datos son concluyentes y es importante enfatizar en la necesidad de mantener hábitos de vida saludables que contribuyan con un peso adecuado, pues esto  ayuda a tener mejores tasas de recuperación e índices de control de la pandemia y también disminuye la aparición de muchas otras comorbilidades que resultan de tener sobrepeso o una vida sedentaria. 


Recuerda que: En innovación medica contamos con RCT plus, una formula nutricional de alto valor proteico, que te aporta los nutrientes necesarios para fortalecer tu sistema inmune y que está especialmente diseñada para mantener un peso adecuado. También está pensada para pacientes que requieren optimizar al máximo su nutrición posterior a una cirugía para control de peso o cualquier intervención de este tipo.

Conoce más contenidos acerca de salud y bienestar siguiendo nuestras redes

Más noticias

El sueño: un aliado del bienestar

Seguir leyendo

El acné: un problema común que tiene solución

Seguir leyendo

¿Qué debes saber sobre los implantes mamarios?

Seguir leyendo

Suscríbete a nuestro Newsletter para estar actualizado en nuestras ofertas:

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Calle 84 # 18-38 Of 206. Bogotá, Colombia - +57 318 878 0817

El contenido de este sitio está protegido por copyright © 20 21

¿Quieres un descuento en tu próxima compra?  Regístrate aquí